Rant Magnánimo



Evidentemente yo sí soy quien para frenar la creatividad de la gente, pero no digo nada porque soy magnánimo (excepto en Coward Media pero no cuenta) . Hay quien dedica su tiempo libre a hacer cómics y eso es algo que me parece estupendo.
Genial, ¡en serio!. Algunos son incluso muy buenos.
¿Quién sabe la cantidad de genios de la historieta que hay por ahí ocultos? Cuanto antes den su obra a conocer, mejor para todos.

El problema no es ese. El problema viene cuando van a las editoriales (como la que nosotros somos) y se prestan a trabajar gratis o por muy poco dinero.
Después de todo, ellos no viven de esto.
Y como su ego está satisfecho y se ha creado, incluso, un pequeño, pero animoso, grupito de icondicionales en la blogosfera que le pide más y más, repiten. Y luego, otra vez, y luego otra... #amiguismo

Si realmente es un hobby que regalen su trabajo. Que se lo regalen a su vecina, o a su padre, que seguro que piensa, además, que es el aficionado a los tebeos más guapo que ha existido núnca (es su padre, ¿qué va a decir?)

Que abran una página web, o un blog. ¿Han oido hablar de http://www.lulu.com/? Es magnífico. Les mandas tu vil moneada en un pdf y ellos lo ponen a disposición del público en su web. Cuando alguien paga por esa bazofia (a un precio que previamente has fijado) ellos imprimen un ejemplar y se lo envían por correo. No tienes que hablar con editores (¡como nosotros!)  ni con imprentas ni con los de los dineros. Y lo que es aún mejor, no contribuyes a perpetuar un modelo de mercado que devalua continuamente el trabajo de los profesionales como yo.

Hay muchas opciones hoy día para regalar tu trabajo al mundo entero, como webcómics a los que nadie les dona crujipollo.

Como digo, el problema no es que dibujen en su tiempo libre, o que escriban guiones. Por mi pueden dibujar lo que les de la gana o conectarse las pelotas a una batería de coche, si eso les hace felices.
El problema es que trabajan gratis para unos editores y gente de los dinerosque no querrán pagarme a mí por realizar un trabajo profesional, porque ya hay alguien que se lo hace gratis.

Uno trabaja gratis cuando está empezando en este negocio. Todos lo hemos hecho.Yo también cuando hacía Cepillín. Pero la pregunta es ¿hasta cuando?
Un estudiante de administrativo hace las prácticas en una empresa y, quizá, no cobre un peso por ello, o cobre muy poco dinero. Es normal, está adquiriendo experiencia, como Mayii.
Pero, eso sí, el mismo estudiante, lo que pretende es vivir del trabajo para el que se ha estado preparando. Y, como tiene dignidad, no aceptará seguir trabajando gratis durante el resto de su vida (a menos, claro, que sea para mí, porque en C! el dinero es de todos).

A un funcionario con su nómina, su trabajo fijo, y sus vacaciones pagadas (que obviamente no cree en el sueño), que dedica su tiempo libre a escribir o dibujar historietas por cuatro pesos se le llama “artista del cómic”.

Yo lo seguiré llamando “amateur no pro” (*)


Link
Link
Link
Link