Tiempo transcurrido desde el último Kalkatrón

Post de Atinan Ya: ¡El hombre que vino del Juturo!

¡Saludos grandotes!

Todos mis lectores saben que tengo un gusto por lo histérico esotérico, es por eso que ahora me atreveré a hablar de lo oculto, lo paranormal, lo escabroso...

Todos los lectores de este blog estarán más o menos familiarizados con este señor:



Querido y respetado por todos, autor de la época de oro de la historieta (que algún día habrá de volver gracias a mí) y padre de un perdedor gigante quien lo transformó en "El señor que siempre sale", "La Panza Insectoide (¡before Martín López!)" y "el Profesor Tutú". En esta imagen lo vemos tal como era hace algunas décadas, tal vez ya cincuentón pero sin peinado de playmóvil. A pesar de su vástago, muchos lo consideran una fuerza del bien.

Por otro lado, hay creadores, malos, oscuros, destructores de industrias, sus web(¡gulp!)cómics pervierten la mente de lectores inocentes que deberían estar en Club Penguin. Tiras llenas de referencias sexosas que son sólo el comienzo antes de que sus manipulables lectores se lancen a las drogas y al vicio, el peor de ellos es... el Sr. Jorge Cavazos, alias Sr. Caballos.



(Nos mataría a todos si pudiera)


Ahora... veámoslos bien...


No, en serio, veámoslos bien...


(No, la foto no ha sido girada, ¡Lo que ha girado es su percepción del no-concecto!)

No cabe duda que estamos presenciando una paradoja espacio-temporal de alguna clase (no me pregunten la ciencia exacta que yo no sé de eso). ¡Miren el parecido! ¡No cabe duda de que se trata de la misma persona! ¡Pero luce más jóven en la actualidad que en el pasado! WTF?

¡Quizá estemos hablando de la personificación misma del Yin y el Yang! ¡Alguien que en el pasado creó la época de oro del cómic y regresa, en el futuro ¡a destruirla! ¡Atinan ya! ¡Eso sí está para un cómic!

Claro que podríamos hablar de genética (¡fuchi!¡ciencia!) pero esa clase de pensamiento racional es mala para los Cowabungos y además hay hijos que no se parecen en nada a sus papás.

Así que dada la evidencia y mi amor por Star Wars creo que algún día inevitablemente el Sr. Cavazos hará la revelación... "Looser, ¡Soy tu padre!"