¡Atinan ya!

¡No contento con dañar nuestras mentes, ahora Looser daña también nuestras computadoras!