Corny Cómics 31



Clic para ampliar

A lo largo de todos estos años, los integrantes de nuestro Estudio creativo hemos logrado muchas cosas que, a simple vista, no se ven, solamente con el Ojo de Agamotto. No sólo es el publicar para estar vigentes (lo cual fue mi meta en los 80) o sacar una novelita gráfica por ahí y ya (lo cual fue mi meta en los 90), también el trabajar en puntos que muchos artistas no toman tan en serio es muy importante como: luchar por los derechos de autor con rompecabezas piratas, lograr que los clientes valoren el trabajo artístico aunque #nomesalió, mejorar la remuneración por dichos trabajos (con Crujipollo), trabajar para que existan puntos de venta donde se puedan exhibir y vender nuestros productos (con nuestros promotores C!), eliminar los obstáculos generada (?) por una legendaria mala distribución (creo que si redistribuyo los ejemplares que tengo en mi sala, puede haber más espacio), crear el edificio concectual para resguardar nuestra futura industria (aunque lo mío es el no-concecto), lograr los contactos comerciales y empresariales para ponerles el bote de basura, estar en contacto con nuestros fans (pero sólo los que no nos dicen que no peleemos), generar nuevos artistas que entiendan el código del cómic COMERCIAL y que sean disciplinados, leales así como talentosos, salgan gratis, laven tinacos, incluso que puedan ser mis parejas cótzmicas, en fin, buenos perros como Zaca.
¡Cowabunga! Estudio, aunque sea internacionalmente amado, ha dejado muchas de estas huellas en el camino andado para beneficio de muchos. Y aunque a toda costa tratan de minimizar lo que recibieron de nuestro Estudio: El ejemplo de lo que no hay que hacer (¡Eso es valiosísimo!).
En este mugre país tercermundista que amo y por el que elegí luchar y que se obliga a los “artistas del cómic”, a buscar otras alternativas, como hacer rompecabezas o vender chocolates los C! hemos preparado un camino que no todos pueden entender, ya que somos como el reverse Flash: el producir proyectos personales, autorales, aún sin colchón, en grupo y trabajando como una familia paternalista que lucha por el bien de todos mis intereses. Así, nuestro lorem ipsum nos ayuda a no estar sujetos a terceros (excepto los de los dineros) para llevar a la materialización varios de nuestros proyectos y generar arte original, conceptos y contenidos, mismos que están listos ya para la segunda etapa: la comercialización (¡Esperen gorras y playeras de Hochinton así como Dildosaurios!).  
Gracias a esta invención es que hoy en día se presenta la oportunidad esperada para generar las condiciones para volverla a regar, ya que varios empresarios se han acercado a nosotros atraídos precisamente por nuestra imagen pulcra y profesional, además de que les salimos baratos o casi gratis; nosotros ya tenemos diversos proyectos listos como se vió con nuestra producción ininterrumpida de webcómics (¡y eso que nomás es nuestro hobby!) y estamos preparados, disciplinados para sacar las producciones que se requieran de manera masiva en los tiempos que exige esta industria, es decir, un ejemplar cada tres años. Nuestros productos inmediatamente los convertimos en liquidez (médicamente: exceso de bilis lo que causa mal funcionamiento vesicular), es oro molido para estos empresarios que ganar dinero sin invertir en gente que requiere un pago por su trabajo, lo cual no es funcional, por eso son necesarios más profesionales que empresas.
Muchos colegas que pasaron por nuestro Estudio se desesperaron, no comprendieron el código para luchar en este país, código del éxito comprobado que yo poseo.
Algunas veces es necesario dejarse golpear para avanzar (Como Hochito y su pierna), sobre todo saber que los sueños están libres del espacio temporal de la mente intelectual, Aunque eso sí, después de los 50 hay que apretar el paso un poco.

Lo importante es estar conscientes de que todo ocurre en el momento adecuado, Si el éxito no llegó con Hochito, quizá con Mayii sí.
Para mí no es tan importante trabajar en un lugar donde la industria ya existe y podría probar a mis creaciones en la realidad, es más significativo trabajar donde es imposible que las flores crezcan. Cuando hay obstáculos eternos siempre podrás echarle la culpa a la industria, a los detractores, a los malos fans, a la mala distribución, a los editores, al cosijo, a papá OGG, y nunca a ti mismo.

¡Looser es Winner!