El mundo de Jo 16

Clic para ampliar.

Hay muchas actividades y prácticas eróticas que son muy buenas, benéficas y saludables; sin embargo, cuando son ritualizadas (o realizadas)  por otros que no son yo se vuelve a caer en el dogmatismo y en el vicio de pensar querer hacer eterno e infinito lo que es finito finito, cayendo realmente en el fanatismo y en la búsqueda de placebos que, más que demostrar una sensualidad, caen en la #cashondez. La delgada línea que existe entre el simple desahogo de los chakras y lo pornocho es lo que me hace marear a mis compas de C! para que nunca puedan de comprender lo sutil. ¿Forever Alone?

¡Atinan ya! Este post estuvo medio sexoso y eso no es tribilini mientras que no sea pregunta al aire. Espero que al menos les guste la presentación del gato Chis Chas.